Pin
Send
Share
Send


El adjetivo fáctico , procedente del vocablo latino factum , alude a aquello vinculado a los hechos . El término suele usarse para calificar a lo que depende de los hechos o se fundamenta en ellos , a diferencia de lo que sucede con lo teórico.

Antes de avanzar, es importante mencionar que un hecho es una cosa que acontece : es decir, que se concreta y tiene existencia en la realidad. Lo fáctico, en este marco, se sustenta en este tipo de sucesos.

Se habla de hecho fáctico con referencia al acontecimiento demostrable o comprobable . Un hecho fáctico es objetivo y, en ese punto, no puede ser puesto en duda.

Si cinco consultoras privadas y un organismo estatal dedicado a la elaboración de estadísticas coinciden en afirmar que en un país creció el desempleo, y lo demuestran a través de datos procedentes de diversos informes e investigaciones, puede decirse que el aumento de la desocupación (o paro) es un hecho fáctico : no está cuestionado. Las causas que llevaron a esa situación, en cambio, sí pueden ser debatidas o discutidas.

Se llama poder fáctico , en tanto, al sector que influye en las medidas y las acciones de las instituciones políticas , y que incluso las condicionan, pero sin forman parte de ellas . El poder fáctico, de este modo, no se encuentra en el Estado , aunque participa de sus decisiones gracias a su capacidad de presión o a su autoridad no formal.

Es habitual que se considere a la banca como parte del poder fáctico de un país . Los banqueros más importantes pueden forzar a que el gobierno actúe de cierta manera en el plano económico a través de diversas acciones y hasta con declaraciones públicas.

Pin
Send
Share
Send